Los mejores consejos para pintar una casa

Mejores consejos para pintar una casa

Pintar nuestra casa o algunas de las paredes es algo que alguna vez se nos ha pasado por la cabeza, incluso es posible que ya lo hayamos hecho en una ocasión anterior. Ahora bien, aunque pintar es fácil, que la pared quede en un excelente estado y no manchar toda la casa es otra cosa, por eso te traemos los mejores consejos para pintar una casa.

Porque la mayoría que hemos pintado nuestra casa sin ser pintores luego hemos tenido que dedicar el doble de tiempo en limpiar.

De acuerdo, por mucho que nos esmeremos nunca vamos a conseguir la rapidez y perfección de un pintor profesional, pero con estos consejos que te dejamos aquí te ayudaremos a que, al menos, te acerques al resultado que él conseguiría.

Pero antes de todo, veremos qué hay que tener en cuenta a la hora de pintar tu casa.

Antes de aplicar una capa de pintura a cualquier pared de tu vivienda debes comprobar que cumple los siguientes criterios:

  • La pared no tiene abolladuras o golpes.
  • Los materiales con los que está realizada dicha pared tienen un acabado firme, no se desmoronan.
  • Tiene una textura lisa (Si tiene gotelé obvia este paso).
  • Antes de pintarse, la pared tiene que estar limpia y seca.

Recomendaciones para pintar las paredes interiores de tu casa

  • Debes medir el área de la superficie que quieres pintar, para saber exactamente cuánta pintura tienes comprar.
  • Si ya has decidido el color que quieres dar a la pared, dirigete a una tienda de suministros de construcción o especializada en pinturas y lee la etiqueta del envase de pintura para conocer el tiempo de secado y otras especificaciones del fabricante.
  • Después, elige brochas y rodillos adecuados para el tipo de superficie que vas a pintar. Ten en cuenta que necesitarás brochas finas de 1” o 2” para pintar y delinear los bordes, mientras que un rodillo de fibras cortas es ideal para superficies lisas. No olvides comprar cinta adhesiva de papel para proteger los bordes y marcos de las puertas.
  • Prepara la superficie antes de pintar. No te olvides de eliminar las capas previas de pintura que se encuentren en mal estado, algo que podrás fácilmente con ayuda de una espátula o papel de lija. Es posible que durante este proceso surjan desperfectos en la pared que deberás arreglar con una masilla.
  • Se recomienda retirar las tapas de los toma corriente y enchufes, de ese modo podrás trabajar de una manera mucho más cómoda .
  • Antes de comenzar a pintar, acuérdate de sacar de la estancia el máximo número de objetos y muebles posibles para evitar que se manchen. En el caso de que por su tamaño no puedan ser retirados, cúbrelos bien con un plástica u otro material protector.

¿Cómo pintar las habitaciones o el salón de mi casa?

Cuando hayas completado los pasos que se indican en el punto anterior es hora de comenzar a pintar.

  • En primer lugar, protege el límite del techo con la pared, los rodapiés y otros elementos interiores para evitar que caigan gotas de pintura y se manchen. Para ello tan solo deberás colocar cinta adhesiva en estos bordes.
  • Para comenzar a pintar te recomendamos que lo hagas alrededor de los marcos de puertas y ventanas con ayuda de una brocha o pequeño rodillo. Hazte a la idea que para pintar la pared debes seguir el mismo esquema que cuando de niño pintabas un dibujo. Primero los bordes, para no salirte, y luego el grueso del dibujo, en esta caso la pared y con ayuda de un rodillo.
  • Posteriormente pintar con un rodillo o brocha de mayor tamaño el resto de la superficie. Debes tener cuidado al pintar los sectores que limitan la pared como el techo o los rodapiés. Es importante pintar todo el tiempo en dirección vertical, es decir, de arriba abajo y de abajo arriba, para que el acabado de la pared sea el mejor posible.
  • Por lo general, una capa de pintura no suele ser suficiente, por lo que deberás aplicar al menos dos capas hasta obtener el resultado deseado. Eso sí, antes de aplicar la segunda capa espera a que se seque la primera.

Para que las tareas de pintado sean más rápidas es recomendable utilizar un rodillo grande y una bandeja de pintura. No llenes demasiado la bandeja con pintura, de lo contrario será difícil sumergir el rodillo en ella.