Consejos para quitar el gotelé fácilmente y sin esfuerzo

El gotelé es una textura rugosa que durante mucho tiempo fue empleada para decorar las paredes y su popularidad fue impresionante. Series como «Manos a la Obra» con el personaje de Benito ayudaron a popularizarlo todavía más.

Hoy en día no es difícil encontrar viviendas que tienen gotelé en sus paredes, sin embargo, actualmente ha perdido protagonismo. Muchas personas optan por decorar las paredes de sus casas con una pintura lisa o con otro tipo de decoración como tierras florentinas.

Si estás pensando cambiar la decoración de tus paredes y quitar el anticuado gotelé te habrás dado cuenta que no es nada fácil eliminarlo. Cuesta mucho trabajo y mucho esfuerzo. Lo mejor es contratar a un pintor profesional que lo quite, pero si quieres ahorrarte dinero y hacerlo tu mismo aquí te dejamos unos valiosos consejos sobre cómo quitar el gotelé de las paredes, aunque antes de todo debes tener en cuenta que existen dos tipos de gotelé.

¿Tipos de gotelé existentes?

  1. El gotelé realizado con pintura al temple, mejor conocida como tempera, en este tipo el pigmento se disuelve en agua, por lo que puede decirse que su composición es acuosa.
  2. Existe otra técnica donde se aplica una pintura de tipo plástica.

Por ello debes conocer la composición del gotelé que está aplicado a tus paredes, para así saber cómo eliminarlo de la manera adecuada.

Como puedes imaginarte, la forma de quitar uno u otro difiere, por lo que primero deberás conocer es el tipo de gotelé que tienes en las paredes

Si te encuentras en este sitio web, seguramente eres uno más de los propietarios interesados en eliminar esta textura de sus paredes, por lo cual te informaremos de todo lo que necesitas saber al respecto.

Consejos para quitar el gotelé al temple

Para empezar, lo primero que tienes que hacer es tapar todos los muebles, suelos y cualquier cosa susceptible de mancharse, ya que la eliminación del gotelé al temple produce mucha suciedad. Una vez hecho esto deberás humedecer las paredes con agua para que se ablande el gotelé.

La mejor técnica para esto es mojar la pared hasta que cambie de color, pero sin que llegue a empaparse. Después, es el momento de que comiences a raspar la pared con una espátula.

Es posible que durante la tarea de eliminación del gotelé se produzcan algunos agujeritos que deberás rellenar con algún tipo de masilla para que se iguale con el resto de la pared y no queden imperfecciones.

¿Cómo quitar el gotelé de plástico?

En el caso de que tu pared tenga gotelé plástico la cosa se complica un poco más. Pero no te preocupes, no hay nada imposible. En este caso, en lugar de agua, tendrás que aplicar sobre la pared algún removedor químico que ayude a emblandecer el gotelé.

Después de dejar que este disolvente actúe, ayudarte de una espátula para raspar la pared y eliminar el gotelé, aunque en el caso del gotelé plástico es muy probable que necesites más de una mano de raspado.

En este caso, necesitarás aplicar un removedor químico que actué sobre la pintura para suavizarla. Una vez que el disolvente cumpla su función, podrás utilizar una espátula para llevar a cabo el raspado de la pared, repitiendo este paso las veces que sean necesarias para completar el proceso de la eliminación del gotelé de plástico.

Al igual que con el gotelé al templo, es probable que durante el proceso de remoción del gotelé, se produzcan daños que deban ser reparados. Si esto es así, ayúdate nuevamente de una masilla de construcción para igualar la pared.